Publicado el

13 Fantasticas Peliculas del 2011

A finales del año pasado, mis buenos amigos del portal Corre Cámara tuvieron a bien publicar la lista de las que, a mi juicio, fueron las 13 mejores películas del género fantástico de 2011. Mi colega Ernesto Diezmartínez apuntó entonces que, lamentablemente, muchas de las cintas mencionadas no se habían visto aún en México, y es que la lista incluía lo mismo películas estrenadas comercialmente en México que mucho de lo visto en MÓRBIDO, y en el pasado festival de SITGES.

Han pasado ya varios meses desde la publicación de Corre Cámara, y algunas de las películas mencionadas—desde lo mejor y hasta lo peorcito del año—se han estrenado finalmente en el país; en Cine PREMIERE  se han publicado mis reseñas de algunas de ellas, como es el caso de Mientras duermes (Jaume Balagueró, 2011), El fantasma de Madeline O’Malley (The Innkeepers, Ti West, 2011) e Intrusos (Intruders, Juan Carlos Fresnadillo, 2011). Sirva esto de excusa para recuperar el texto, y darnos cuenta también de qué tan atrasada está nuestra cartelera en cuestión de cine de género—y de cómo el mentado Viaje Fantástico a Sitges se ha seguido pagando… aunque sea de a poquitos en poquitos con lo que se ha publicado en la revista.

13 FANTÁSTICAS PELÍCULAS DEL 2011

Es conocida mi aversión a elaborar listas con lo mejor y lo peor del año, una antipatía que tiene más que ver con el temor a omitir —por mero olvido— algún título relevante, que a la naturaleza personal y subjetiva de la crítica cinematográfica. Cada quien sus gustos, ¿no?

Y, sin embargo, creo que estos títulos aportan algo valioso a ese género que los galos han tenido a bien denominar como fantastique. No son todas las que están, no están todas las que son y, si me vuelven a preguntar en un par de días, lo más probable es que ya haya cambiado de opinión. Unas pertenecen al horror genérico, algunas se inscriben dentro de la fantasía o la ciencia ficción y, aun otras, ni siquiera pertenecen a un género específico; muchas no se han estrenado —ni se estrenarán nunca— en México, y se mezcla el cine más comercial con lo mejor que vi en el festival de Sitges, y lo que tuvimos en MÓRBIDO.

Y, sin embargo, todas habrían de refrendar mi amor por ese cine que llamamos fantástico. Aquí la lista, sin orden alguno de importancia:

1. The Woman (Lucky McKee, 2011)

Autor también de la inquietante May (2002), la más reciente cinta de McKee representa todo lo que espero de una cinta de horror: inteligencia, una poderosa alegoría política y social y, sí, una ejecución brutal en la que no falte el gore más descarnado. Extraordinaria.

2. Emergo (Carles Torrens, 2011)

De entre las cintas que se valen del llamado found footage como recurso narrativo, esta ópera prima se distingue por ese aire de verosimilitud que le da su evidente trabajo de investigación, sus personajes tan sólidos y… claro, lo sencillamente aterradora que es. Aquí, mi crítica para CP.

3. Scabbard Samurai (Saya-zamurai, Hitoshi Matsumoto, 2010)

A pesar de tratarse de una comedia —y de haber sido producida en 2010—, la historia del entrañable samurai caído en desgracia no sólo es la película que más me ha hecho reír en siglos, sino también la única en Sitges 2011 que me dejó con el ojo Remi. Una joya.

4. Proyecto: Troll Hunter (TrollHunter / Trolljegeren, André Øvredal, 2010)

Una suerte de thriller de acción fantástico y falso documental, esta película debe tener, en la historia de un empleado gubernamental cuyo trabajo consiste en mantener a raya todos esos trolls en Noruega, la premisa más descabellada de toda la lista. Es divertidísima.

5. El Planeta de los Simios: (R)evolución (Rise of the Planet of the Apes, Rupert Wyatt, 2011)

Otra película que explota al máximo las posibilidades alegóricas del género, el reboot de una de las más venerables franquicias de la sci-fi no sólo resultó el perfecto blockbuster, sino también un filme inteligente que dice más sobre nosotros de lo que cabría esperar.

6. Melancolía (Melancholia, Lars von Trier, 2011)

Detesto los melodramas chantajistas de von Trier. No los soporto. Y sin embargo, lo cierto es que, al margen de la extraordinaria interpretación de Kirsten Dunst, esta cinta ofrece el fin del mundo más auténtico —emocionalmente hablando— que se haya filmado jamás.

7. Attack the Block (Joe Cornish, 2011)

Si bien admito que a mí si me gustó —y mucho— Super 8 (2011), una cinta que tiene sus paralelismos con esta co-producción franco-británica, también es cierto que ésta hace a un lado la nostalgia en favor de un poderoso mensaje social. De los éxitos de Sitges 2011.

8. 8 segundos antes de morir (Source Code, Duncan Jones, 2011)

Con apenas dos cintas bajo el brazo, el responsable de Moon (2009) se consolida como una de las voces más frescas y originales de una ciencia ficción en la que, a diferencia de Transformers o del peor cine de superhéroes, el concepto aún pesa más que la ejecución.

9. Tierra de vampiros (Stake Land, Jim Mickle, 2011)

No todos los vampiros son tan ñoños como los de aquella otra popular franquicia: así como sucede con Livid (2011) de Bustillo y Maury —cinta que debería haber entrado a la lista—, los chupasangre aquí aún son capaces de evocar más que suspiros y melcocha. Lo que en su momento escribí sobre la película, por acá.

10. Penumbra (Adrián y Ramiro García Bogliano, 2011)

Favoritos ya de MÓRBIDO, la prolífica dupla de los hermanos García Bogliano se las ha arreglado para ofrecer, año con año, una serie de películas que insisten en desafiar todos los clichés y lugares comunes de un género que —tal y como demuestra esta cinta— aún puede ofrecer inesperadas y aterradoras sorpresas. Adrián es ya uno de los grandes.

11. Media noche en París (Midnight in Paris, Woody Allen, 2010)

Tal vez sea demasiado incluír al maestro Allen —responsable también de otras fantasías memorables como La rosa púrpura del Cairo o El dormilón— en una selección poblada por psicópatas, vampiros y demás alimañas. Pero, ¿a poco no es una película fantástica?

12. The Other Side of Sleep (Rebecca Daly, 2011)

Una película imposible de clasificar, la cinta de la irlandesa Rebecca Daly habría de quedar en mi memoria como una experiencia fascinante, un filme hipnótico y denso que, en manos menos capaces, hubiera resultado en un thriller de lo más convencional.

13. Noche de Miedo (Fright Night, Craig Gillespie, 2011)

Mención especial merece este remake de aquél entrañable clásico del cine de vampiros co-estelarizado por el insustituíble Roddy MacDowall —quizás lo único inferior aquí a su contraparte en la película original—. Algunas nuevas versiones sí que valen la pena.

¿Y qué hay de lo peor que nos ofreció el cine de género en 2011? Para no rememorar malos ratos, pues baste con mencionar que títulos como la secuela bastarda Actividad paranormal 0: el origen (Paranormal activity 2: Tokyo night, 2010, mi crítica aquí), El callejón (2011), Fenómeno siniestro (Grave encounters, 2011, mi crítica acá), la decepción que resultó Scream 4 (Scre4m, 2011, mi crítica por acá) o la peli nacional Los infectados (2011) terminan siendo lo que siempre se ha criticado de este cine, tachado de intrascendente, derivativo o, simple y llanamente, malhechote.

—Antonio Camarillo

Anuncios

Acerca de Antonio

NECROFILMIA es el blog de cine de Antonio Camarillo, colaborador de Cine PREMIERE y quien ha publicado en revistas como FANGORIA, Marvin, CineXS y la Revista WOW. Coordinador de contenidos de MORBIDOFEST, co-conductor de Horroris Causa e invitado frecuente —o titular que falta mucho— de CinemaNET.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s